Sobre un posible blog acerca de la Escritura Reflexiva.

Todo escritor debería hacer uso del llamado Escritura Reflexiva. Reflective Writing es especialmente necesario y ventajoso en el caso del autor de una novela  psicológica. ¿Qué es Escritura Reflexiva? Al final del artículo incluyo conecciones para saber de que se trata. No es lo mismo que mantener un diario, sobre lo cual, el artículo Celebrated Writers on the Creative Benefits of Keeping a Diary es un excelente inventario de acreditadas opiniones. Tampoco se trata de un Bullet Journal. Aparentemente, Reflective writing no es muy común entre escritores. Al menos en mi caso, es indispensable. Yo lo he hecho siempre. Sólo ahora sé que tiene un nombre. 

Cuando escribo, tiendo a implicarme en la historia y no me refiero a hacerla anecdótica sino a volverla personal. La confección de una historia supone para mí un período de preparación en la cual leo todo lo que puedo sobre el tema. Lo que leo me afecta y me lleva a pensarlo no solo en función de la historia que escribo sino también en cuanto tiene que ver con mi vida personal. 

Mi novela de fantasía supuso mucho que leer y prolongadas horas de reflexion. Hubo tres meses en los que no hice nada más que pensar. La novela tiene mucho que ver con la concepción mítica de la vida, el camino del héroe y las ideas más ancestrales sobre el destino, entre muchos otros temas. Las reflexiones sobre dicho material, si bien me sirvieron para conectar conceptos distantes y dar cuerpo a la trama de la fantasía, también indujeron transformaciones interiores sobretodo mis puntos de vista respecto a la vida y al destino. Sin duda, la escritura de la novela tuvo gran influencia en mi ser interior, en lo que creo y en lo que no. 

Ahora me encuentro leyendo material relacionado con mi próxima novela en donde el tratamiento psicológico de los personajes es el eje principal de la trama. He encontrado que la meditación sobre la nueva información es muy necesaria y que escribir una novela sicologica es doblemente arduo. Su dificultad radica en que hay dos líneas de pensamiento discurriendo en la mente simultáneamente. 

Mi personaje es un personaje historico. Estoy construyendo su personalidad a partir de sus acciones que ocurrieron hace siglos. Debido al grado de subjetividad que esto supone, estoy literalmente "inventando" un personaje. Su personalidad debe ser coherente y la estoy formando a través de la lectura de libros y artículos de psicología. 

Al leer sobre análisis psicológico es casi inevitable pensar en uno mismo, en vez de pensar en el personaje que se está creando. Al tratar de remediar esto, uno se encuentra de pronto, pensando en ambos a la vez. Ante la información de que "...cuanto más irreal sea la meta para sus capacidades y entorno tanto menor será la estima y más probable la Depresión.", uno se pregunta cuáles pudieron ser las posibles metas frustradas del personaje de la novela, pero también al mismo tiempo se está cuestionando cuáles han sido las metas demasiado altas que uno se ha fijado en su vida.  Es muy dificil distanciarse. Apenas se lee sobre un síntoma psicopatológico, en vez de concentrarse en el personaje que estamos construyendo, lo que uno se pregunta primero es ¿Y, qué hay de mí? Al leer que en un estado previo a la depresión, el objeto perdido y el Yo se fusionan y el sujeto siente la pérdida de dicho objeto como una perdida del Yo, mi mente busca en la historia del personaje claves que le indique en qué momento una pérdida material o una aspiración fracasada pudieron desencadenar su depresión. Al mismo momento, otra parte del pensamiento, inquiere en mi historia personal, preguntándose incluso si está bien o no el sentir apego por las poseciones. 

Leer esta clase de material para escribir una novela es algo muy intenso pues remueve cosas ocultas dentro de nosotros, sentimientos muy enraizados o episodios convenientemente olvidados. Mientras leo esta clase de información, los pensamientos sobre mi personaje y sobre mi mismo se mezclan. Ocurren simultáneamente. Se confunden. El peligro que enfrento como escritor es que puedo perder la objetividad y proyectar sobre mi personaje mis propios conflictos o ignorar información útil desde el punto de vista narrativo porque me hiere de alguna manera. En otras palabras, fracasar en mi objetivo de construír una psicología para mi personaje y terminar con una personalidad incoherente formada por partes mías y partes suyas, como un frankeistein.

Por estas razones es necesaria la reflexión, la meditación, cuya expresión escrita (Escritura Reflexiva) clarifica, separa y ayuda a digerir lo leido. Tambien, son obvias las demás ventajas como organizar el conocimiento adquirido, el brindar una sensación de progreso en el trabajo de escritura aun cuando todavía no se haya escrito ninguna página del libro. Esta organización material e intelectual de la información nos confiere una sensación de seriedad y eficiencia en la construcción del personaje, lo que impulsa a la adquisición de mayor conocimiento pues sabemos que estamos construyendo un personaje lo más coherente posible. 

Espero que esto les resulte útil.

 

Celebrated Writers on the Creative Benefits of Keeping a Diary.

Reflective writing: a basic introduction

A short guide to reflective writing

Bullet Journaling 101: Give Yourself the Ammo to Write Better

Bullet Journal Layouts for Writers: 8 Ideas for Creative Organization